lunes, 31 de julio de 2017

El Primer Viaje (Límite 60)

Fuimos a esta sala en nuestro viaje de Semana Santa a Asturias. Cuando nos decidimos por esta escape aún no habíamos hecho ninguna sala de la zona, pero habíamos oído que en general las rooms asturianas son bastante buenas y originales, sorprendiendo, entre otras cosas, por lo grandes que son (al menos comparándolas con las de Madrid, que normalmente cuentan con menos espacio).

En concreto, Límite 60, en Gijón, es una de las que mejores críticas tiene (y no sólo porque sea una de las primeras salas que abrió en Asturias), así que íbamos con bastantes expectativas hacia lo que nos podríamos encontrar. 

El Game Master (y dueño) de la sala nos recibió en su local, muy preparado para dar el briefing a los grupos de forma íntima, rápida y cómoda. De hecho, en este caso, tanto la explicación de la historia como el repaso a las normas básicas se hacen mediante un vídeo muy adecuado, que no se llega a hacer ni largo ni pesado.

En esta ocasión, estando de excursión con tus amigos, os habéis encontrado con unas instalaciones abandonadas que enseguida os habéis aventurado a explorar. Sin embargo, ha resultado que las instalaciones no estaban tan abandonadas como pensabais y os han encerrado para que no podáis revelar el secreto que se esconde en ellas.

El primer contacto con la sala es, probablemente, el que más nos ha gustado de todas las rooms que llevamos hechas hasta el momento: con la información que se extrae de la historia no sabes muy bien qué es lo que te vas a encontrar, pero la forma de empezar te sumerge completamente en la aventura. La ambientación (incluyendo sonidos, etc), aunque algo simple en algunas partes, es muy buena, llegando a conseguir que te olvides completamente de que estás en un local de Gijón, y te va sorprendiendo a medida que vas avanzando en la sala.

Tiene un arranque muy bien pensado a todos los niveles, que hace que el trabajo en equipo sea esencial y provoca que desde el primer momento tengas esa tensión y subidón de adrenalina que a todos nos encanta. A partir de ahí, el desarrollo de la sala no deja que el nivel de adrenalina baje, exigiendo que explores muchos rincones diferentes; es una de las salas más largas y que exige más movimiento a las que nos hemos enfrentado. 

Tiene un desarrollo semilineal, y los puzles no son excesivamente complicados, lo cual en esta sala se agradece, puesto que si no sería demasiado larga y aumentaría mucho su dificultad. Creemos que la elección de los tipos de pruebas también está muy pensada, y es que en una de las partes nos enfrentamos a un tipo de puzles que no es demasiado común ver en las salas.

Se nota además que le han dedicado tiempo al sistema de pistas, puesto que son de las que no te dicen directamente qué hacer y han puesto mucha atención a que en todo momento haya una pantalla accesible por el grupo.

Nosotros salimos con 6 minutos (5:59) de sobra. Aunque está bastante bien para ser sólo dos personas, debemos decir que hubo un par de momentos en los que no podíamos ir más rápido de un lado a otro de las instalaciones, si hubiésemos ido a un ritmo más "normal" hubiésemos llegado mucho más al límite. 

Os dejamos las tablas con los datos de lo que fue para nosotros la sala:



Como punto positivo queremos compartir la idea que el mismo GM nos destacó, y es que se trata de una sala no tanto para enfrentarte a un reto super difícil, si no para vivir la aventura y la experiencia completa. Le han dado a la historia un valor mucho mayor del que se le da en otras escapes, lo cual se nota especialmente en lo cuidado que está el final (si es que lográis escapar...). La inmersión es total y, en definitiva, es un sala que no deja de sorprenderte hasta el último momento, tanto por el desarrollo del juego como por el rumbo que va tomando la historia.

No sabemos muy bien qué destacar como punto negativo. Quizás a nosotros nos hubiera gustado que hubiese algún puzle algo más complejo, pero eso ya es una cuestión de gustos y de qué tipo de pruebas se le da mejor a cada uno, así que no creemos que sea algo que deba contar como negativo para la sala.

En conclusión, es una sala de dificultad media que puede ser disfrutada tanto por personas que nunca han hecho una escape como por las que llevan varias a sus espaldas. Lo idóneo, como siempre solemos recomendar, es que se haga en grupo de unas 3-4 personas para que todas puedan participar y que la comunicación y trabajo en equipo, muy necesarios en algunos puntos de la sala, sean lo más fluidos posible. 


      Empresa: Límite 60                                                                 
      Sala: El Primer Viaje
      Jugadores: 2 - 8 (aunque recomiendan ser menos de 6)              
      Precio: 50 – 112€       
      Web: limite60.com
        📧: info@limite60.com       
      🕿: 658 18 60 60      
      Dirección: Quevedo, 7, 33204 (Gijón)           
          

No hay comentarios:

Publicar un comentario