domingo, 9 de julio de 2017

The KeyWord (WRG)

Cuando decidimos hacer esta sala era bastante nueva y no habíamos leído nada sobre ella, así que íbamos sin expectativas de ningún tipo. Lo único que sabíamos, a través de su Facebook, es que salía poca gente, lo cual en principio nos gusta (ya sabéis que solemos decantarnos por salas más bien difíciles…). 


La Game Master nos recibió y nos invitó a pasar a una sala de espera bastante completa y cómoda mientras acababa de montar la sala tras el paso del anterior grupo. Una de las cosas de las que nos advirtió antes de entrar es que se trata de una sala muy frenética, más aun siendo solo dos personas.

En esta escape, la inteligencia artificial BLM3, a la cual le encanta jugar y engañar a los humanos, se ha instalado en el sótano de la casa en la que te encuentras. Debes conseguir desactivarla y salir del sótano antes de que se acabe el tiempo. Aunque creemos que la historia y ambientación de la sala no son nada del otro mundo, sí que se encuentra en el sótano real de una casa, lo que ayuda a meterse mejor en la historia.

La primera sensación al entrar es algo caótica, ya que hay muchas cosas a la vista que evidentemente forman parte de puzles, pero de primeras no cuantas con los elementos necesarios para hacer nada. Cuesta un poco identificar por dónde empezar y la cantidad de objetos y estímulos abruma un poco.

Como ya hemos dicho, la ambientación no destaca demasiado (al fin y al cabo estamos es un sótano), aunque intentan ayudar a la inmersión en el juego a través de la música y otros tipos de audio, así como con una cuenta atrás algo más futurista de lo normal. Digo intentan porque a nosotros personalmente el audio de la sala nos ponía un poco nerviosos, incluso tuvimos que pedir que lo bajasen en alguna ocasión porque no podíamos oír otras cosas necesarias para las pruebas. En cuanto a la cuenta atrás, debido a un fallo no pudimos verla durante más de la mitad de la sala.

Es una sala en su mayoría basada en candados y resolución de códigos, aunque hay que decir que algunas de las pruebas para conseguirlos son bastante originales (aunque muchas no van demasiado acordes a la temática). Como bien nos advirtió la Game Master, es una sala nada lineal y con un ritmo muy frenético (hay muchísimas cosas que hacer durante todo el tiempo!), así que requiere mucha sincronización y trabajo en equipo.

Aunque a nosotros personalmente nos encantan las salas más bien difíciles, creemos que en este caso varias de las pruebas están diseñadas para que te lleven más tiempo del normal. Hay momentos en los que tienes que pararte tanto en una prueba que te desespera un poco. No estamos hablando de que los puzles sean difíciles porque tengan muchos elementos o una lógica rebuscada, sino porque hay pruebas preparadas expresamente para que la gente pierda varios minutos realizándolas pese a haberlas resuelto y saber perfectamente qué es lo que se tiene que hacer. Además, un par de juegos de destreza no funcionaron como era debido. Creemos que con todas las pruebas con las que cuenta la sala, alargar y dificultar así parte de ellas es algo innecesario.

En cuanto al sistema de pistas, nos dio la impresión de que no lo tienen demasiado trabajado, no solo porque la GM nos decía lo que teníamos que hacer tal cual, si no porque no pudo seguir demasiado bien nuestra evolución en la sala: tuvo que entrar varias veces a la sala, debido a los fallos en los puzles, tuvo que hablarnos varias veces porque no sabía si teníamos un código bien o no y no nos dijo nada en un momento clave, en el que abrimos un candado con una llave que no era, y sin esa llave no pudimos abrir lo que nos daba acceso a todos los objetos que necesitábamos para seguir, así que los últimos 15 minutos estuvimos tratando de resolver las pruebas inútilmente sin que fuese posible avanzar.

No conseguimos salir (evidentemente) a falta de varias pruebas. Nuevamente la Game Master fue bastante maja y nos explicó todo lo que nos quedaba para conseguir el objetivo, aunque no nos dio ocasión de compartir impresiones sobre la sala. 

Como siempre, aquí os dejamos las tablas con los datos de lo que fue para nosotros la sala:



Como lo más positivo, destacamos el ritmo de la sala y su poca linealidad, que hacen que el trabajo en equipo sea imprescindible.

Lo más negativo para nosotros es que, en general, hay varias pruebas y mecanismos que tendrían que pulir. Han metido puzles que han alargado o dificultado por que sí, sin que la prueba o la sala realmente lo pidiese. Además, creemos que es esencial que mejoren la comunicación con el GM.

En conclusión, debido al número de puzles, es una sala pensada para grupos de 4-5 personas. Sin embargo, aunque el planteamiento inicial de la sala no está mal, creemos que todos los detalles negativos que hemos señalado hacen que la experiencia global no sea demasiado buena.



      Empresa: WRG - World Real Games
      Sala: The KeyWord
      Jugadores: 2 - 6                
      Precio: 40 – 75€       
      Web: thekeyword.es/madrid  (también tienen sala en Murcia)
       📧: formulario de contacto        
      🕿: 91 603 32 05     
      Dirección: Calle Jaenar, 37, 28043 (Madrid)           
          

No hay comentarios:

Publicar un comentario