lunes, 30 de octubre de 2017

La Fábrica de Chocolate (Hermético)

Teníamos esta review pendiente desde hace unos meses. Sabemos que hay bastantes opiniones sobre esta sala en internet, pero Hermético es uno de esos sitios a los que les tenemos un cariño especial, así que, aunque algo tarde, hemos querido traérosla igualmente. 

Cuando empezamos nuestra andadura en los escapes con Asylum, nuestro GM nos habló del resto de salas que tenían. Yo (que soy muy fan de los cuentos, los personajes bizarros y el chocolate) me quedé con las ganas de entrar a la fábrica de chocolate de Hermético, pero como se suponía que era mas fácil que la media de salas a las que nos solemos lanzar, no encontrábamos el momento de hacerlo. Hasta el día que vino de visita mi madre, que nunca había hecho ninguna sala pero quería acercarse a este mundillo. La verdad es que nos parecía un buen punto de inicio, tanto por el nivel de dificultad como por su temática, y confiábamos mucho en la empresa por todo lo que ya conocíamos de ella.


Nos recibió una GM encantadora, como es usual en Hermético, que puso especial atención en explicar las cosas fundamentales a mi madre por ser la novata. Nos contó varios detalles y curiosidades de su experiencia la primera vez que hizo la sala y de su trabajo como GM. La introducción a la historia de la sala se hace a través de un vídeo (demasiado sencillo para nuestro gusto) junto a la puerta, donde ¡ya empieza a oler a chocolate!

Resulta que el dueño de la "Hermético Chocolate Factory", Hermenegildo Escape, necesita vuestra ayuda: en su ausencia, unos ladrones han averiguado como entrar en su fábrica y hacerse con la receta secreta de sus chocolates. Vuestra misión es conseguir entrar y rescatarla antes de su llegada. Solo hay una forma de entrar: la puerta trasera. Sin embargo, en la distancia, Hermenegildo no puede desactivar el sistema de seguridad a base de acertijos que él mismo ideó. Solo tenéis 60 minutos antes de que las puertas se sellen encerrándoos y convirtiéndoos en Hermetiquitos para siempre...

La primera impresión que tienes es que se trata de una sala sencilla, no es como te podrías esperar y se tiene un poco la sensación de que falta algo (aunque esto mejora según vas avanzando). Nada más entrar se pueden empezar a hacer varias pruebas a la vez, así que te metes en el juego y entras en tensión rápidamente. Es una sala no lineal en la que se hacen varias cosas al mismo tiempo, pero el número de elementos visibles/accesibles en cada momento está muy bien gestionado para que no te satures.

En general, los puzles están muy bien pensados. No son juegos superfáciles o muy evidentes, pero tampoco tienes que inventarte situaciones extrañas, las relaciones y los elementos siempre están en algún lugar de la sala. Algunas de las pruebas son bastante originales, y es que se trata de una sala creativa en la que tienes que agudizar todos tus sentidos. El factor sorpresa, aunque pequeño, se encuentra en algunos puzles en los que no esperas que vaya a pasar justo lo que pasa o de la forma en que lo hace. 

Algo a lo que últimamente le damos más importancia que antes es al final de las salas, ya que un mal final puede hacer que el subidón desaparezca por completo o incluso que no llegue a haberlo. Aunque con puzles no demasiado complejos, el tiempo de la sala está muy bien medido y la última prueba tiene los elementos precisos para que la mayor parte de los grupos lleguen a ella en el momento justo, lo que le da intensidad.

Una de las cosas que más nos gustan de Hermético es su sistema de pistas. Tienen muchísimo control de los tiempos y están muy atentos para mandarte pistas que ya tienen preparadas en distintos formatos (textos, fotos...). Os recomendamos que os fiéis completamente de su criterio a la hora de decidir si necesitáis ayuda externa o no.

Conseguimos salir con la receta gracias a que nos dieron un minuto extra. Nos gustan las salas que hacen esto, ya que te permite disfrutar más el juego al no cortarte el último momento. Merece una mención especial el photocall de Hermético, con fotos de mucha calidad y unos comentarios en facebook que no tienen desperdicio, sabemos que es un trabajo extra y nos encantan!

Aquí os dejamos los gráficos con nuestra opinión y visión de la sala:



El punto positivo que destacamos en esta sala es, por un lado, su temática y concepto, que hace que se preste a que sea una sala más creativa y divertida de lo normal. Por el otro lado, la variedad de puzles y el que algunas pruebas tengan que ver con sentidos que no se suelen usar en estos casos.

Sobre lo negativo, creemos que peca un poco de sencillez en la decoración y ambientación y que abusa del uso de candados, a pesar de que las formas de conseguir los códigos sean originales. De todas formas, no hay que olvidar que es una sala de las tradicionales.

En conclusión, es una sala de dificultad media muy recomendada para grupos de principiantes (de unas 4 personas) o amantes de la temática (en este caso depende de la experiencia que se tenga, pero creemos que la dificultad de los puzles hace que dos personas puedan avanzar rápido). Es una de esas escapes que creemos muy indicadas para familias.


      Empresa: Hermético                                                                  
      Sala: La Fábrica de Chocolate
      Jugadores: 2 - 6                
      Precio: 50 – 75€       
      Web: hermetico.es/
        📧: hola@hermetico.es         
      🕿: 91 051 63 46       
      Dirección: Calle Larra, 11, 28004 (Madrid)           
          

No hay comentarios:

Publicar un comentario