domingo, 12 de noviembre de 2017

El Escondite del Hacker (EscapeWay)

Desde que jugamos a su primera sala (La Calavera de Cristal), EscapeWay es uno de esos sitios a los que tenemos un cariño muy especial, y es que siempre nos tratan genial, su gente es amor. Si a esto le unimos la calidad y concepto de sus salas, no podíamos no ir a El Escondite del Hacker. Nos hicimos de rogar aún a sabiendas de que era una sala que nos iba a encantar porque estábamos esperando a que uno de nuestros goblins suplentes llegase a Madrid, ¡teníamos muchísimas ganas de ir de una vez! 

Como siempre, los chicos de EscapeWay fueron encantadores desde que entramos por la puerta.  El briefing se hace en la planta baja, donde se encuentra la sala, separada de la de La Calavera de Cristal. En esta ocasión no os vamos a contar la historia, ya que los chicos de EscapeWay lo hacen mucho mejor que nosotros (id y descubrid de que estamos hablando 😉). Aunque con el nombre de la sala ya os podéis ir haciendo una idea sobre la temática, ¿no?

La ambientación de la sala está muy conseguida, guardando alguna que otra cosa inesperada. Hay mucha tecnología presente: tanto por los objetos que se deben utilizar en muchas de las pruebas (pero tranquilos! no hace falta ser informático ni ingeniero para resolverlos) como por la marca EscapeWay, ya sabéis, el uso de mecanismos para conseguir que "haciendo algo aquí pase algo allá".


Hay muchos puzles muy variados, cero linealidad y una dificultad que va de alta a muy alta. Respecto a esto, acaban de introducir una opción en la que, al reservar, puedes elegir el nivel de dificultad y que la hagan algo más fácil, para lo cual adaptan las pruebas más difíciles. La lógica de los puzles es “muy lógica” y en general la solución es mucho más sencilla de lo que parece a simple vista.  

El subidón de adrenalina durante el desarrollo es exponencial, no decrece en ningún momento. Los puzles están muy bien integrados (solo nos chirrió un poco la presencia de un elemento muy concreto). Algunos de los aparatos electrónicos tienen más de un uso, os recomendamos utilizarlos para todo lo que se os ocurra (siempre sin hacerlos peligrar, claro!).

Tu misión durante la sala es lograr un objetivo, pero su cumplimiento no implica que puedas escapar. Para ello tendréis que llegar al final en el que hay que resolver un puzle muy original, vistoso y para el cual el trabajo en equipo es fundamental.


No conseguimos salir a falta de segundos, aunque logramos abrir la puerta por nuestro propio pie. Pudimos intercambiar toda clase de impresiones con nuestros GM y Nasco, con los que compartimos muchas ideas sobre el mundillo de las room escapes. Mientras hablábamos, el goblin aprovechó para dejar su impronta en la pared del local (lo sabemos, dibujar  tampoco es lo suyo, al menos ha pasado de los palitos y el circulo... o[-<):


Como siempre, aquí os dejamos los gráficos con nuestra opinión y visión de la sala:



Para nosotros, el punto positivo de la sala es su concepto global y el uso de los mecanismos en ella: en ningún momento abusan de ellos y los que hay están donde y como tienen que estar.

Nos parece que la sala no tiene nada negativo, aunque creemos que los puzles más complejos pueden llegar a ser algo frustrantes para según qué grupos. Pensad bien el nivel de dificultad que queréis y no tengáis miedo de pedir pistas porque aunque salir no es lo más importante, llegar al final lo merece.

En conclusión, es una sala de dificultad alta, tanto por los puzles en sí como por su número. Es recomendable ir en grupo de 4 o 5 personas (tranquilos, hay trabajo para todos!). Aunque la dificultad sea alta, la variedad de puzles hace que los haya para todos los gustos y niveles. Tened en cuenta que, aunque se pueda pedir una adaptación del nivel de dificultad, la sala sigue siendo difícil y no pierde nada de su esencia.

Sin duda, una de las mejores salas que se pueden hacer actualmente en Madrid y que más hemos disfrutado, ¡estamos deseando poder volver a EscapeWay!

      Empresa: EscapeWay                                                             
      Sala: El Escondite del Hacker
      Jugadores: 3 - 7
      Precio: 48 – 90€      
      Web: escapeway.es
       📧: formulario web de contacto         
      🕿: 911 72 16 14/ 633 63 03 03      
      Dirección: Calle María de Guzmán, 1, 28003 (Madrid)          
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario