sábado, 9 de diciembre de 2017

Episodio 1: La Grieta (Las Celdas)

Probablemente esta era la sala que más ganas teníamos de hacer de todo el norte. Llevábamos tiempo queriendo ir, pero nos habían recomendado que no fuésemos solo 2 por todo el trabajo que hay dentro. La verdad es que a raíz de todo lo que sabíamos, las expectativas no podían ser más altas (respecto a dificultad, ambientación… y en general todo lo que solemos valorar en una sala).

Fuimos un poco preocupados porque al final nos juntamos un grupo de 6 personas y no nos suele gustar ser tantos en las salas (si nos soléis leer sabréis que siempre recomendamos ser como máximo 4 personas). La sala está en el edificio de “La Curtidora” (un centro de empresas) con las comodidades que eso implica (recepción amplia, cafetería….).

Parte de las personas con las que íbamos habían hecho sólo una o ninguna escape, así que David (el dueño) nos explicó las normas básicas y enseguida entramos al bunker.

Nos encontramos en el Hamburgo del año 1980. El mundo está inmerso en una guerra en la que el uso de armas químicas es cada vez más común. Os habéis resguardado en un bunker de la II Guerra Mundial para evitar respirar los gases tóxicos del exterior. De repente, una explosión cercana abre una grieta en el bunker. Su constructor lo equipó con unas máscaras de gas, pero llenó el camino de enigmas para que no pudiese acceder a ellas cualquiera. Tenéis 60 minutos para haceros con ellas, antes de que el aire tóxico inunde el bunker por completo.

La inmersión en la sala se hace una vez dentro y va de la mano de uno de los mejores vídeos que hemos visto para este fin.

La ambientación es una locura; es, tal cual, un bunker de verdad. Además, los objetos que hay a lo largo de la sala están muy bien hilados a través de una historia real que el dueño ha adaptado. Unido a esto, hay varios efectos de ambiente que ayudan a la inmersión y a mejorar la experiencia.

Como nos habían dicho, es una sala en la que hay mucho trabajo por hacer: muchas cosas que mirar, muchas cosas que tocar… Los puzles van desde algunos algo más sencillos y rápidos que ayudan a encarrilar el juego hasta otros más rebuscados y complejos, aunque la tónica general es que es una sala de dificultad más bien alta.

En cuanto al tipo de puzles, hay para todos los gustos, algunos más lógicos, otros de observación, alguno de destreza… en este aspecto, creemos que es una de esas salas en las que el trabajo en equipo es indispensable: algunos puzles son imposibles de hacer sin ser varias personas coordinadas y, en general, hace falta mucha comunicación para enterarse de en qué punto está la resolución de cada objetivo y para resolver las pruebas más complejas.

Los objetivos en cada punto de la sala están superclaros y es una sala nada lineal en la que se pueden hacer muchas cosas paralelamente, por lo que nuestro miedo a ser tantas personas resultó no tener importancia.

Salimos con 16 minutos de sobra y nos quedamos a nada de batir el record. Definitivamente es una de las salas que más a gusto y fluidos hemos jugado. Tuvimos el placer de tener una charla genial con David en la que poder descubrir muchos de los secretos del búnker viéndolos desde el punto de vista del autor.



Esta vez no destacaremos nada positivo. Es muy difícil señalar algo específico en una sala en la que todo encaja perfectamente y hay tal equilibrio entre todos los factores que nosotros valoramos positivamente: inmersión, dificultad, ambientación, variedad de puzles…

Respecto a los aspectos negativos, como decimos, es una sala a la que no nos atreveríamos a sugerir ningún cambio. Sí que nos dio un poco de rabia, tras la charla con David, saber cómo era la sala en sus inicios y que ha tenido que ir modificando algunos detalles muy guays debido al modo de juego y poco cuidado de algunas personas.

En conclusión, consideramos que es una sala de dificultad alta, recomendada para grupos de unas 4 personas. Aun así, un grupo grande (6 personas, como en nuestro caso) puede jugar perfectamente, y además, tiene juegos de observación y colaboración que consiguen que cualquier persona, incluso novatos, pueda disfrutar muchísimo la sala. 


      Empresa: Las Celdas                                                                
      Sala: Episodio 1: La grieta
      Jugadores: 2 - 7 
      Precio: 50 – 85€       
      Web: www.lasceldas.com
       📧: info@lasceldas.com         
      🕿: 668 817 727       
      Dirección: Gutiérrez Herrero, 52, N101, 33402 (Avilés)           
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario