lunes, 19 de marzo de 2018

La Sede (Lever Escape Room)

Las de Lever son unas salas que no teníamos para nada en el radar, y eso que llevan bastante tiempo abiertos. Concretamente tienen dos salas: La Sede y La Banda de Leo, cada una de diferente dificultad. Nosotros empezamos a jugar por La Sede, la de dificultad más baja.

Ambas salas están en el mismo local, un piso en plena calle Carranza, muy en el centro de Madrid y cerca de otras empresas de escape rooms.

Nos recibió la que sería nuestra game master, súper maja y atenta y, sin demasiada dilación, entramos en la primera sala. 
Uno de los miembros de la organización secreta LEVER, de la que también formamos parte, se encontraba infiltrado en un partido político cuando fue arrestado. Fue todo tan repentino que no tuvo tiempo de ejecutar el protocolo de seguridad que borra todos los datos de LEVER de su ordenador. Un soplo anónimo habla de que la policía va a efectuar una redada en la sede del partido. Nuestra misión consiste en colarnos en el despacho de nuestro compañero y ser capaces de activar el protocolo de seguridad antes de que la policía aparezca y pueda acceder a toda la información sobre nuestra organización.
Aunque su ambientación no destaca demasiado, para tratarse de una sala tradicional que lleva tanto tiempo abierta la verdad es que está bastante bien. No nos dio esa sensación de que la sala esta “medio vacía” que te pueden dar otras escapes de este tipo.

Por supuesto, al tratarse de una sala tradicional, prima el uso de candados. Es cierto que no está saturada de ellos, y en casi todo momento sabes más o menos cual vas a abrir (cosa que se agradece para no perder tiempo porque sí probando candados), pero sí que hay bastantes a lo largo de toda la sala.


La mayor parte de los puzles se basan en búsqueda y observación, es una de esas salas en las que cualquier detalle puede formar parte del juego. Las asociaciones que hay que hacer no implican demasiados elementos, con lo que es una sala bastante dinámica.

Varias de las pruebas nos sorprendieron positivamente, tanto por no haberlas visto antes como por su integración en la temática/historia de la sala (ya sabéis que nos encantan estos detallitos).

En cuanto al sistema de pistas, lo más destacable es que en las salas de Lever tienes un máximo de 6 pistas que puedes pedir, que se van marcando en una pantalla. Aunque nosotros somos más de dejar a criterio del GM las pistas que nos tiene que dar, la verdad es que es un sistema que no nos disgustó: no son pocas (seis pistas equivalen a una cada 10 minutos), pero sí te obliga a dosificarlas y no pedirlas a lo loco ante cualquier atasco. Nos gustan mucho los sistemas de este tipo, en los que las pistas son un recurso más a gestionar por los jugadores teniendo todos los grupos el mismo límite.

No nos acordamos de con cuanto tiempo salimos, pero aproximadamente lo conseguimos con unos 6 minutos de sobra y sin utilizar todas las pistas.

Como siempre, aquí dejamos los gráficos a modo de resumen de nuestra experiencia:



Como punto positivo, creemos que es una sala bastante cuidada a todos los niveles (se nota cariño en la ambientación, las cosas están en buen estado…). Destacamos también aquí el dinamismo que le dan a la sala los puzles, la mayoría compuestos por juegos bastante inmediatos.

Sobre lo negativo... la verdad es que es una sala que nos gustó mucho, por supuesto siempre teniendo en cuenta que es una sala tradicional, sin mecanismos ni efectos sorpresa.  

En conclusión, es una sala de corte clásico de dificultad media. Por las asociaciones que se deben hacer, la consideramos muy buena opción como sala de inicio no excesivamente simple. No la recomendaríamos para grupos de más de 4 personas. En cuanto a jugadores con más experiencia, es una sala que se puede hacer muy a gusto en pareja.

      Empresa: Lever Escape Room
      Sala: La Sede
      Jugadores: 2 - 6 
      Precio: 49€ – 75€       
      Web: www.leverescaperoom.com
       📧: info@leverescaperoom.com
      ☎: 915 93 92 70
      Dirección: Carranza, 5, 1º izq, 28004 (Madrid)     
              

No hay comentarios:

Publicar un comentario