jueves, 12 de abril de 2018

Abracadabra (BrainBreak)

Abracadabra... una de esas salas que llevaba mucho tiempo en nuestra lista de próximas escapes por hacer, pero que, entre nuevas aperturas y una cosa y otra, siempre posponíamos y nunca acabábamos de jugar. Aunque no es una de esas salas archiconocidas y recomendadísimas de Madrid, es cierto que prácticamente todo el mundo habla muy bien de ella. Tras varias semanas al pie del cañón intentando ganar el concurso que los chicos de BrainBreak organizan en su página de Facebook, acabamos dándonos por vencidos y decidimos ir por nuestra cuenta.

Llega el momento de que el gran mago Raymond pase el testigo a sus aprendices: ¡nosotros! Pero antes, quiere comprobar que realmente somos merecedores de tal honor. Para ello, debemos enfrentarnos a todos los enigmas que el maestro ha dejado en su casa, demostrando que somos capaces de salir de ella en menos de 60 minutos. 
La primera sensación al entrar en la sala es bastante positiva. La ambientación es más que correcta, representando perfectamente lo que sería una de las estancias de la casa del mago, con algunos detalles y artilugios que acaban de completar esa sensación de que estás en un lugar bastante realista.

Es indiscutible que estamos ante una sala clásica con bastantes candados, sin embargo, si algo caracteriza a esta escape, es la variedad de sus puzles: hay pruebas para todos los gustos, candados de casi todos los tipos y, aunque no hay sorpresas tal cual, sí que hay un par de elementos muy originales y sorprendentes.

La mayor parte de los acertijos tiene una lógica sencilla en la que no tener que relacionar demasiadas cosas entre sí. Esta lógica, junto a la disposición de los candados, hace que sea una sala muy dinámica, de esas en las que todo va fluyendo de seguido, y muy divertida de jugar. En general, es una sala no lineal en la que es importante tener en cuenta todo lo que vas encontrando.

La temática está bastante bien integrada en varios puntos de la sala y de los puzzles, aunque es cierto que nosotros echamos de menos que un elemento concreto tuviese un papel más protagonista...

Salimos con casi 16 minutos de sobra, y porque una de las pruebas finales se nos atascó muchísimo y nos tuvo un buen rato dando vueltas por la sala (nuevamente demostramos que no servimos para buscar ^^'). Aquí hay que tener en cuenta que, como casi siempre que jugamos con nuestro goblin de reserva sin camiseta, lo hicimos de una forma muy fluida y frenética, sin parar y corriendo de un lado para otro... de haber sido solo nosotros dos, seguramente habríamos gastado algunos minutos más.

Os dejamos las tablas con los datos de lo que fue para nosotros la sala:



Como punto a destacar positivamente de la sala, creemos que es una escape muy divertida de jugar, con una temática bastante original y poco explotada, muy bien traída a través de los puzles.

En cuanto a lo negativo, es verdad que la no linealidad y el ritmo que coge gracias a la lógica sencilla de muchas de las pruebas hizo que la sala se nos quedase un poco corta. Sin embargo, somos conscientes de que no a todos los grupos les tiene por qué pasar esto y, en general, queremos que conste que la consideramos una sala muy recomendable.

En conclusión, es una sala tradicional de dificultad media que recomendamos para grupos de no más de 4 personas con cualquier nivel de experiencia. Aunque no suele aparecer en los tops madrileños (ya que ahora se valoran cosas como los mecanismos etc., que en las salas más tradicionales no están tan presentes), creemos que es una de las salas clásicas más completas que se pueden hacer hoy en día en Madrid.



      Empresa: BrainBreak       
      Sala: Abracadabra
      Jugadores: 2 - 5               
      Precio: 48€ – 70€       
      Web: www.brainbreak.es
       📧: info@brainbreak.es 
      🕿: 916 21 67 65/ 619 83 31 22      
      Dirección: Encomienda, 12 (28012) Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario