lunes, 11 de junio de 2018

El Despacho del Director (Phobia Escape Room)

Tras una más o menos larga espera, Phobia ha abierto su segunda sala. Sin ser espectacular, lo cierto es que salimos con buenas sensaciones de la primera, así que no esperamos demasiado para ir a probar esta.
Por fin ha regresado el director de Phobia, pero hay un problema. Parece ser que últimamente se comporta de una forma muy extraña y de su despacho salen sonidos extraños. El personal de la clínica está revolucionado; una de sus compañeras ha desaparecido sin dejar rastro, lo que no es propio en ella. Nadie se atreve a entrar en el despacho del director a ver si se enteran de qué es lo que pasa... ¿podremos ayudarles?
Lo cierto es que la introducción a la sala no nos convenció. Para nuestro gusto, el giro que toma todo (que no es tal giro, ya que desde que lees la historia sabes qué es lo que pasará) acaba quedando un poco forzado.

Antes de seguir con la review, queremos decir que, aunque intentaremos describir la sala lo más fielmente que podamos, nuestra experiencia no fue todo lo buena que hubiésemos querido. Por un problema con las cámaras nuestra GM tomo la decisión de entrar con nosotros a la sala, sin darnos más explicaciones o alternativas.  Trataron el tema con total normalidad, sin disculpas, dándonos pistas sin que las pidiésemos (e incluso sin darnos tiempo a necesitarlas) y en ocasiones llegando a interactuar con nosotros casi como un jugador más. Todo esto nos descolocó desde el principio haciendo que tampoco acabásemos de entender si la introducción iba en serio o era un fallo más. Consideramos que había muchísimas más formas de proceder que no nos hubiesen dejado tan fríos.

La ambientación es correcta; en comparación con su sala anterior la decoración acompaña más al juego y parece estar más completa.

El punto fuerte de la sala es su dinamismo. Hay muchas cosas que hacer, tanto paralelamente como en distinto orden, con casi ningún cuello de botella en que el grupo tenga que estar parado pensando sobre el mismo puzle. Aunque parte de las pruebas no lo cumplen, lo cierto es que la mayoría están bastante bien hiladas con la temática.

Todo esto unido a que algunos puzles son algo complejos  hace que la dificultad global de la sala sea más bien alta. De hecho, nos dijeron que éramos el primer grupo en salir desde que abrieron las reservas de la sala.

Nosotros cambiaríamos únicamente dos cosas: por un lado, hay un objeto que se usa más de una vez y una de ellas no es demasiado intuitiva. Por otro lado, consigues la forma de salir de la sala antes de hacer un paso muy importante, lo que puede hacer que el final pueda ser un poco confuso o que necesites sí o sí la intervención de la GM.

Como decíamos conseguimos salir, concretamente con 10 minutos de sobra. Tanto la GM como la dueña de la sala fueron muy majas en el postjuego, de hecho no tenemos ninguna queja sobre el trato recibido, pero sí que creemos que lo que comentamos anteriormente nos dejó un sabor agridulce sobre la sala. Hubiésemos preferido que nos diesen la oportunidad de decidir qué hacer, o al menos una disculpa por no haber podido disfrutar de la experiencia como es debido. Esto, unido a que hubo varios fallos en el montaje y una cosa que no funcionó como es debido (y que nos comentaron que como no había salido ningún grupo en dos semanas se estaban planteando cambiar cosas), nos provocó la sensación de que la sala no estaba suficientemente bien testeada...

Como siempre, aquí os dejamos los gráficos con nuestro análisis de la sala:



Sin duda, para nosotros, lo más positivo es el dinamismo del juego y la cantidad de juegos que hay, que hacen que sea una sala bastante divertida de jugar, incluso en grupos más o menos grandes.

Sobre lo negativo, nos quedamos con la historia y la introducción a ella, que no nos convenció ni nos resultó nada inmersiva. Por supuesto, también los fallos en nuestra experiencia concreta.

En conclusión es una sala de dificultad más bien alta, que recomendaríamos para grupos de unas 4 personas, preferiblemente que hayan jugado antes para no frustrarse demasiado rápido (algunos puzles precisan que un grupo novato pueda llegar a necesitar demasiadas pistas).


      Empresa: Phobia Escape Room
      Sala: El Despacho del Director
      Jugadores: 2 - 6 
      Precio: 45€ – 80€       
      Web: www.phobiaescaperoom.com
      ☎: 644 589 535/ 912 449 155 (V-S-D)    
      Dirección: Constancia, 41, 28002 (Madrid)       
              

No hay comentarios:

Publicar un comentario